martes, 8 de febrero de 2011

Como escoger un nombre adecuado para tu Restaurante, Cafetería o Bar

Hoy escribo este Post, influenciado por uno del Blog EmprendeMe, me ha gustado y quería compartirlo

Mi aportación a este Post sería lo siguiente:

A la hora de poner nombres dejar de llevarnos por "romanticismos equivocados", es un tema que puede ayudar mucho o NO ayudar nada. Hoy en día también hay que pensar en que Internet existe y que (como bien esta descrito más bajo) debemos pensar en buscadores, SEO, etc.

Algunas de las preguntas que deberías hacerte en el momento de buscar el nombre comercial de tu Restaurante, Cafetería o Bar son las siguientes...







    - ¿A que publico me dirijo?

    - ¿Que quiero transmitir?






  - ¿Que producto/s voy a vender HOY y en el   FUTURO?

 - ¿Que nombres utilizan otros establecimientos parecidos? y ¿Que me provocan esos nombres?

Y, NO te dejes influir por amigos, parientes, etc., que es probable, sepan poco de esto.


.........................


Articulo de EmprendeMe
Está claro que escoger un buen nombre para nuestro negocio nos puede ayudar a la hora de construir una buena imagen de marca, y de distinguirnos de la competencia. El nombre, el logotipo y el slogan son los 3 elementos básicos de imagen corporativa, y constituyen la auténtica carta de presentación de nuestro negocio, por lo que es corriente que el trance de gestar un nombre para nuestro negocio sea largo y laborioso.

Se ha escrito mucho sobre qué cualidades debe tener un buen nombre, pero lo cierto es que pocos son los nombres de marca o empresa que cumplen todos los requisitos. A modo de resumen, podemos distinguir algunos criterios que se suelen recalcar:

  • Aspectos semánticos del nombre: Estos criterios tienen que ver con lo que queremos comunicar con el nombre:
    • El nombre debe dar una idea inmediata e inequívoca del tipo de negocio al que se refiere
    • El nombre debe también diferenciarnos de la competencia, mostrando la ventaja competitiva y los atributos básicos de nuestra propuesta de valor.
  • Aspectos funcionales del nombre: Estos criterios están relacionados con la facilidad para recordar el nombre.
    • El nombre debería ser corto (idealmente de 7 letras o menos), fácil de pronunciar y recordar.
    • El nombre debe ser distinto, único y auténtico.
    • Idealmente, el nombre debe ser pegadizo (por ejemplo, utilizando rimas o repeticiones de sonidos agradables al oído).
    • El nombre debe evitar connotaciones negativas en el público objetivo.
  • Aspectos SEO: Cada vez me encuentro con más frecuencia referencias a las propiedades del nombre con respecto a un hipotético nombre de dominio en Internet.
    • En esta categoría, suele recalcarse la importancia de evitar fonéticas equívocas (letras como z-s-c, y-ll-i, v-b, el uso de números o de guiones).
    • Además, suele recalcarse la importancia de que el nombre sea fácil de pronunciar y de dictar a alguien de tenga que escribirlo.
    • Pero tal vez el criterio más específico dentro de estos aspectos SEO constituya que el nombre debe estar bien dirigido a posibles búsquedas web: idealmente, los usuarios deberían poder encontrar el dominio haciendo una búsqueda intuitiva sin conocer la empresa
  • Aspectos limitadores del nombre: Por último, hay una serie de propiedades del nombre que lo hacen bueno para algunas cosas y malo para otras, porque ayudan a centrar el ámbito del negocio pero limitan sus potencialidades a futuro: En esta categoría entrar cualidades como incluir el nombre de los socios, las referencias geográficas o genéricas de la actividad. Por ejemplo, “Pollería Sánchez de Madrid” deja muy claro de qué se trata el negocio, pero nos dará problemas si luego queremos vender también tartas, o queremos comenzar a exportar a China.
Está claro que si pretendemos seguir todos estos criterios a la vez, encontrar un buen nombre puede volverse una tarea casi imposible. Para evitaros quebraderos de cabeza, os ofrezco algunas pequeñas recetas que os pueden ser útiles:
  • Establece un orden de prioridades: Los aspectos o criterios que hemos comentado son más o menos importantes según del negocio que se trate, Debemos partir de una lista de características que buscamos para nuestro nombre, con tres categorías:
    • Rasgos que “tiene” que tener el nombre necesariamente
    • Rasgos que “debería” tener el nombre, pero que son renunciables ante los primeros
    • Rasgos que “podría” tener el nombre si no interfieren con el resto de criterios. Esta jerarquía nos será muy útil para descartar unos nombres frente a otros
  • Utiliza técnicas de creatividad (como brainstorming, brainwriting, o la técnica del cadáver exquisito), y apóyate en la opinión de todo el equipo y de gente que conozca el negocio y que sea de tu confianza. No dejes de considerar todas las permutaciones de los nombres que surjan (si sale “cremfruit”, piensa también en “fruitcrem”).
  • Toma el pulso de tu nombre en el sector: Ten en cuenta los siguientes aspectos:
    • Debes comprobar si el nombre está disponible (tanto como denominación social como en cuanto al dominio de Internet).
    • También es útil comprobar si el nombre está libre para ser registrado en las principales redes sociales (para ello, puede serte útil una herramienta Web gratuita que se llama namecheck, que te informa en instantes sobre la disponibilidad en múltiples redes sociales de un nombre o marca).
    • Además, es recomendable que estudies los nombres de la competencia, y el tipo de búsquedas que se realizan en Internet con la temática de tu negocio.
    • Por último, no dejes de hacer búsquedas en Google con los nombres que estés considerando, para tener claro a qué te vas a enfrentar desde el punto de vista SEO.
  • Escoge siempre un nombre con el que te sientas cómodo: Tú vas a ser el principal apóstol de tu negocio, es importante que escojas un nombre por el que te apetezca apostar.
Espero que estas pequeñas indicaciones os puedan ayudar en la delicada tarea de escoger un nombre para vuestro proyecto. Es una decisión que te puede ayudar o poner las cosas más difíciles, y no debe tomarse a la ligera.


Recuerda que el nombre que escogas, será para largo tiempo. Debes vivir con el, tú y tus clientes.



“Si no te gusta donde estás, muévete. No eres un árbol” Jim Rohn



_________________________________________________________________________________
             Nuevo Programa Exclusivo para Empresarios o Emprendedores de Restauración

                                     "Programa de Consultoria/Mentoring GastroService"
                                                                        OnLine
                                                         Ahora con 2 BONUS GRATIS
                                                                 Informate AQUI

_________________________________________________________________________________


Josep Moré
Chef Trainer & Coach Pro
josep.more@gastrotraining.es











3 comentarios: